28 de febrero de 2017

Reseña de The Midnight Star, de Marie Lu



Título original: The Midnight Star
Autor: Marie Lu
Saga/Comp.: sí (3/3)
Género: fantasía
Edad: 15 años en adelante
Editorial: Putnam
Año de publicación: 2016

Hubo un tiempo en que la oscuridad envolvió al mundo, y la oscuridad tenía una reina.

Adelina Amouteru está harta de sufrir. Le ha dado la espalda a aquellos que la traicionaron y ha alcanzado su venganza al obtener la victoria. Su reinado como la Loba Blanca ha sido triunfante, pero con cada conquista su crueldad crece más. La oscuridad en su interior se está saliendo de control, amenazando con destruir todo lo que ha logrado.

Cuando aparece un nuevo peligro, Adelina se verá forzada a reabrir sus viejas heridas, poniendo en peligro no solo a su persona sino a cada Élite en el mundo. Para conservar su imperio, Adelina y sus Rosas deberán unirse a la Sociedad de la Daga en una peligrosa búsqueda, pero esta alianza inestable podría llegar a ser el verdadero peligro.

Mi opinión:
He concluido con esta trilogía y he de decirles que tengo muchas emociones encontradas. Haré una reseña sin spoilers primero, y luego ahondaré en algunos detalles.

Si he de serles sincera, no tenía idea de qué esperar de este libro. Desde el libro anterior andaba medio perdida sobre a dónde pretendía ir Marie Lu. Ahora que ya lo sé, tengo una sensación de insatisfacción o, más bien, siento que “algo faltó”. Es como un hueco. Siento que algo no cuadra, que la autora me quedó a deber, que faltó mucho, mucho más… y es que esta era una historia que podía explotarse a lo grande, y no se logró del todo.

En general este libro es bueno y hay mucha acción y oscuridad desde que empieza y, sin embargo, es fácil sentir que en las primeras 100 páginas no pasa “nada” significativo, pues frente a los acontecimientos que se desarrollan después, el  inicio es bastante gris y plano.

Me gustó volver a ver a ciertos personajes, pero me quedé con ganas de más, mucho más de ellos. Hubo una muerte hacia la mitad del libro que me pareció totalmente falsa, no venía al caso en el momento, pero sé que era necesaria para lo que vendría después. No obstante, no era el momento en la historia o no era cómo debía manejarse… y luego de una forma tan rápida… no me gustó.


También creo que es un libro complejo pues se centra muchísimo en Adelina y en las voces que escucha en su cabeza (que, por cierto, me gustó mucho la explicación de por qué oía estas voces al final). La cuestión es que Adelina no es una protagonista fácil y he visto que a muchísima gente le cuesta hacer click con ella. Y lo que sucede es que si no haces click, odias el libro. Yo, personalmente, desde el primer libro hice click y por ello para mí estos libros han sido mucho más interesantes que para otras personas, pues no tengo problemas con la protagonista.

La cuestión es que yo veo a Adelina como un personaje de mente débil, lleno de defectos y problemas para controlarse, torturada, angustiada… y encima oye voces en su cabeza que todo el tiempo le dicen que el mundo la odia, que la gente la va a traicionar, que todo está mal… Si logras comprender esto y dejarte llevar, el libro es mucho mejor, pero para la gran mayoría de los lectores es bastante complicado leer una historia desde el punto de vista de un villano, ya no digamos encima entenderlo y valorarlo.

Ahora, hay una cuestión muy importante y es que, si bien Adelina me gusta, es un personaje mal trabajado. Había muchísimo potencial que explotar y no se logró. Esto hace que unos libros que debieron ser oscuros, no terminen de serlo. Y lo entiendo, insisto: mucha gente no quiere leer realmente historias así de crueles y tienen problemas para identificarse con “el lado oscuro”. La cuestión es que si prometes una historia oscura y “negra” y sólo das escalas de “grises”, te quedas nuevamente con la sensación de insatisfacción.

Nuevamente, entiendo a la autora: necesitaba un protagonista que, por más mala que fuera, pudieras seguir simpatizando con ella para apoyarla en sus planes, que quisieras verla triunfar a pesar de todo… y eso es lo que intentó con Adelina, y queda más que claro con el final de esta historia.

Fuera de Adelina, los otros personajes son maravillosos y me agrada muchísimo cómo se manejan. Fue un libro que me permitió entender más a fondo a Violetta y a Teren, y de hecho me quedé con ganas de saber más de ellos. ¡Y Raffaelle! Quiero un libro sólo de él, jajaja.

El final a grandes rasgos me pareció maravilloso, salvo por un personaje cuya personalidad no me cuadra para lo que termina haciendo en especial porque nunca terminé de creerme su historia de amor (*¿O ustedes sí se compran el que Magiano estuviera taaaan enamorado para dedicar su vida a esperar a Adelina?*). Pero en general creo que es un final sumamente emotivo y bastante bien logrado. Me gustó que las cosas no sucedieran tal cual yo esperaba, pero a la vez tengo un conflicto con la situación de Adelina, que explicaré en la sección de spoilers. Amé el cuento del final, me pareció un hermoso detalle para cerrar toda la trilogía.

En resumen puedo decir que es un buen libro y un buen cierre a la trilogía, pero se pudo lograr mucho más. Creo que tenemos un primer libro que prometía muchísimo con estos escenarios mediterráneos con tintes renacentistas, mascaradas y magia… y terminamos con algo totalmente oscuro y diferente.

* SPOILERS *

Vale, que no sé por dónde empezar. Creo que toda esta cuestión de los dioses y sus poderes es interesante, pero me pasó lo mismo que con el libro anterior, cuando Adelina de pronto decide ser reina: ¿de dónde carajos sale esto?

Creo que el problema con Marie Lu es que cada libro es prácticamente autoconclusivo, no se siente como una historia corrida, sino que en cada uno nos presenta una faceta de la vida de Adelina, para luego tratar de unirnos todo con remiendos, y por eso las cosas no fluyen. De cómo empezó la historia en el primer libro, jamás hubiera previsto que se venía un final como este, con los dioses involucrados…

Y de hecho el universo de los dioses no me gustó. Hice un enorme esfuerzo por imaginarme estos lugares y tratar de hilarlos con algo divino, y nada más no pude. No pude ver a través de los ojos de la autora entre tanto blanco, negro y gris. No me agradó.

Lo que sí me gustó fue lo que sucedió ahí. Si bien, no estoy de acuerdo con la redención de Adelina (porque entonces tenemos un villano no tan malo, pero de eso hablaré adelante), me gustó cómo se movieron las cosas y en general me gustaron las muertes de Teren, Violetta y Adelina. Creo que las tres lograron un efecto en mí y consiguieron que se me hiciera un nudo en la garganta o que se me derramaran unas lagrimitas.

La muerte de Enzo, en cambio, me pareció bastante mala. Si bien entiendo el por qué Marie Lu debía eliminarlo antes de emprender el viaje, me parece que no era exactamente el momento adecuado en la historia o la forma correcta. No obstante, puedo entender los motivos y el que fuera una forma de limar asperezas entre Raffaelle y Adelina.

Ahora, la cuestión con Adelina es que se nos dijo desde el primer libro que íbamos a conocer la historia de una villana, pero ella nunca llega a ser una villana del todo. Si bien mata y es cruel, yo no pude comprarme del todo estos sentimientos en ella, no terminé de creerle al personaje. No es un personaje que actúe por inteligencia o astucia, sino por berrinches y arranques. Y lo peor es que cuando entraron las voces en acción, la autora empezó a “justificar” la maldad de Adelina con las voces. No era ella la mala, eran las voces en su cabeza las que la torturaban y sacaban de quicio y la llevaban a la locura… Entre esto y que al final sea redimida y entregue su vida, tenemos que realmente no hay “villano” en la historia. Es una historia sobre una niña de personalidad débil que por su inseguridad comete actos atroces para lograr y mantener el poder, pero nada más.

Creo que todos sabíamos que al final de la trilogía Adelina tenía que morir, justo por jugar este papel de “villana”. Yo lo hablé con una amiga varias veces y esperábamos que Violetta fuera a tener que matar a su hermana en algún punto. Luego pensé incluso en Magiano. Al final, las cosas salieron por otro lado y, si bien me gusta el final, sigo insatisfecha con esta “villana redimida” que tenemos.

La historia de amor entre Magiano y Adelina tampoco me la compré, como tampoco pude comprarme la de Enzo y Adelina en su momento. Vaya, que ni siquiera les creo del todo a Maeve y Lucent. Creo que este es uno de los grandes fallos de las novelas en general: no crees en las historias de amor y al final resultan tener un peso tremendo (como la resurrección de Enzo o el que Magiano dedique el resto de su vida a seguir a Adelina como estrella). Las historias menos habladas son probablemente las más fuertes: Violetta y Sergio, y los sentimientos de Raffaelle hacia Enzo.

* FIN DE LOS SPOILERS *


Vale, que el final en serio me gustó muchísimo y por eso quise darle un 4.5 en Goodreads. Ahora, con el corazón más frío y tranquilo, creo que le bajaré a un 4 (no un 5). O no sé, no sé, sigo con sentimientos encontrados aquí… Dejaré que las voces lo decidan…

 Trilogía: The Young Elites

3. The Midnight Star
Calificación que le doy:


6 comentarios:

  1. Paso de puntillas por aquí porque no he leído la saga y no me voy a enterar de nada
    cdc

    ResponderEliminar
  2. Espero un día leer estos libros en español *.*

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! No leí estos libros pero había leído muy buenas recomendaciones de esta autora. Qué feo es cuando sentís que una historia tiene mucho potencial, pero el escritor no sabe explotarlo del todo. Y además, por como la describís, me parece que no me caería nada bien esta protagonista.

    Acabo de descubrir tu blog, y me quedo por aquí :) Besotes. Nos leemos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por pasarte y por tus comentarios, nos seguimos leyendo *W*

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D