6 de mayo de 2016

Reseña de Dulce perdón, de Lori Nelson Spielman



Título original: Sweet Forgiveness
Autor: Lori Nelson Spielman
Saga/Comp.: no
Género: novela, autoayuda
Edad: 15 años en adelante
Editorial: Urano (¡muchas gracias por el ejemplar!)
Año de publicación: 2015

Hannah Farr es una presentadora de éxito en la ciudad de Nueva Orleans, tiene su propio programa y cuenta con una audiencia fiel. Su vida sentimental, tampoco va nada mal, sale con un hombre cotizado, nada más y nada menos que con el alcalde de la ciudad.

Todo parece ir por buen camino, hasta que aparece Fiona Knowles, una abogada de 34 años, que acude a su programa como la mujer del momento. Su revolucionaria idea a la que ha llamado las Piedras del Perdón está causando furor en todo el país. El planteamiento es sencillo. Escribir una carta en la que se incluyan dos piedras y se le pide al destinatario dos cosas muy sencillas: que le perdone y que a su vez pida perdón a otra persona.

Ellas ya se conocen del Instituto, incluso Fiona ya le ha enviado las piedras a Hannah… pero ahora Hannah tiene que pedir perdón a alguien y a quién mejor que su madre, a la que no ve desde los dieciséis años. Ante la presión televisiva, Hannah tendrá que enfrentarse a un pasado que ya creía cerrado… pero lo que nunca imaginó es que durante su viaje público del perdón tuviera que tomar difíciles decisiones para emendar agravios pasados y así recuperar la tranquilidad necesaria; aun a riesgo de perder una vida que creía auténtica.


Mi opinión:
Tras haber leído Mi lista de deseos (que fue de mis favoritos del año pasado), moría por leer algo más de Lori Nelson Spielman, así que al ver este pequeño supe que debía leerlo. Al ver la sinopsis me terminé de convencer, la idea sonaba genial... pero, temo que no resultó muy bien la experiencia después de todo.

La trama se centra en Hannah, una joven exitosa que parece tener la vida perfecta hasta que un día, por azares del destino, recibe unas “piedras del perdón” y sus recuerdos y temores del pasado regresan con fuerza para acosarla. Lo que parecía real, ahora se pone en duda. Los monstruos ahora no se sabe si fueron monstruos. Y su presente ya no se ve tan perfecto como creía…

Creo que parte del problema de la historia es la misma protagonista, pues a veces actúa como una chiquilla. Es demasiado ingenua, pero en serio: DEMASIADO. Hay cosas que todos pasamos por alto en nuestra vida, pero que ella no se diera cuenta de ciertos elementos en su vida personal y laboral…, vaya, no es posible creerlo. También hay muchas contradicciones: se nos habla de una mujer fuerte y exitosa, pero a la vez de una mujer débil, sumisa, ajena a su realidad. Nos muestran una Hannah que se dedica a entrevistar a las personas, a ser sagaz, aguda, crítica… y no es capaz de ver nada de lo que pasa en su vida, ¡y tampoco nadie se lo dice! (con amigos como esos…)

Pero vale, digamos que compramos a la protagonista y la dejamos pasar… El segundo problema con que me encontré fue el planteamiento mismo de la trama. Aunque la idea en general es estupenda, pudo haberse desarrollado de mejor forma. Gran parte de la trama de la mitad del libro al final se siente forzada, casi falsa, como si la autora hubiera tenido decidido a dónde quería llegar y hubiera hecho encajar las piezas a fuerza, dejando una sensación de que algo no termina de cuadrar, de que algo falta y de que algo sobra.

AHORA, UN SPOILER… (selecciona con el mouse, si quieres leerlo)
Otra cosa que me chocó es que tenemos un primer planteamiento sobre el problema de Hannah con su madre y su padrastro, que funciona muy bien, y luego se cambian las cosas de tal forma que, ¡vaya!, la niña se convierte en una maldita infeliz y uno se pone de parte del resto de los televidentes que la odian. Y todo para que al final te dejen esa espinita de si le hizo algo el tipo ese a su propia hija o no… O sea, es un tema demasiado delicado para andar jugando al “todos somos inocentes y merecemos perdón”, discúlpenme, pero no, no con esos temas.

Y como tampoco soy fan de los rollos telenovelescos, eso del que el tipo que le guste termine siendo hijo de su padrastro es demasiado, lo odié. No era necesario en la trama.
FIN DEL SPOILER

Por supuesto, la pluma de L.N.S. hace que sumergirse en este libro sea fácil, agradable. Te metes en las páginas con rapidez y cuando menos te das cuenta ya has avanzado varios capítulos. El lenguaje es relajado, coloquial, y hay personajes bastante buenos y muy bien desarrollados, que terminan siendo entrañables.

Habiendo dicho esto, creo que es una buena novela para pasar el rato, pero nada más. El tema de las “piedras del perdón” (que me pareció estupendo), termina pasando a segundo plano por momentos. Me habría gustado que se explorara más a fondo, que fuera tan fuerte que diera paso a este movimiento en la vida real, porque tenía ese potencial… Pero bueno, si les gustan las novelas seguramente les agradará. Le doy un 3.5.

Calificación que le doy:


10 comentarios:

  1. Desde la portada el libro no me llama nada la atención y ahora que leo tu reseña menos quiero leerlo. Pero bueno, a "mi lista de deseos" sí le tengo ganas, jaja.

    ResponderEliminar
  2. me gusta por que suena a perdon y a estar en paz con tus demonios y eso siempre me a parecido importantisimo para vivir en paz, lo busco, gracias<

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse!!
    De este libro ya he leido algunas reseñas, y si bien es interesante la temática que trata el libro al parecer la historia no esta del todo desarrollada desarrollada y eso hace que de momento lo dejé pasará. Muchas gracias por la reseña. Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Montse!!
    De este libro ya he leido algunas reseñas, y si bien es interesante la temática que trata el libro al parecer la historia no esta del todo desarrollada desarrollada y eso hace que de momento lo dejé pasará. Muchas gracias por la reseña. Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Mont!!!
    La verdad es que no me termina de atrapar, aparte que la portada se me hace horrible y aunque parece tener una buena idea, no va muy bien la historia y le falta algo para cuajar... así que lo dejaré pasar.
    Bestos!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D