12 de febrero de 2016

Reseña de Harry Potter y la piedra filosofal, de J. K. Rowling (ilustrado)



Título original: Harry Potter and the Philosopher's Stone
Autor: J. K. Rowling
Ilustraciones: Jim Kay
Saga/Comp.: sí (1/7 de Harry Potter)
Género: novela de fantasía
Edad: 8 años en adelante
Editorial: Salamandra
Año de publicación: 2015

Después de la muerte de sus padres, el bebé Harry Potter es llevado a casa de tus tíos Dursley a vivir. A pesar de que no son la mejor familia de Inglaterra, no tiene otros parientes vivos. Sin embargo, sus tíos nunca lo trataron con cariño, sino que hacían bastante diferencia entre su hijo Dudley y Harry. 
A pesar de que durante su infancia ocurrieron varios hechos inexplicables y fuera de lo común, uno ocurrió justo antes de su onceavo cumpleaños y no tuvo comparación. Cartas de nadie le llegaban a montones y los perseguían mientras los Dursley intentaban alejar al misterioso autor de las cartas de Harry. Finalmente, un señor aparece para entregarle a Harry la carta, en la que lo invitaban a formar parte de un prestigioso colegio de magos.

Mi opinión:
Hacía mucho tiempo que no releía este libro (desde que salió Harry Potter y las reliquias de la muerte para ser exactos). Así que volver a esta historia y encima con estas bellas ilustraciones, fue toda una experiencia.

He de confesar que había muchísimas cosas que ya había olvidado, empezando por el estilo de Rowling en los primeros libros, donde usa oraciones cortas y escenas rápidas, brincando de una cosa a otra para desarrollar la trama.

Volver a leer las primeras impresiones de los personajes también fue muy interesante. No recordaba a Hermione de esta manera, ¡para nada! Es mucho más rebelde y relajada de lo que tenía en mente, y Draco, por su parte, es un pedante y está detrás de Harry todo el santo día como si no tuviera nada mejor que hacer.

Algo que no me gustó fue la descripción que se hace de Slytherin (tanto de los personajes, como de la casa). Aunque entiendo la necesidad de marcar que es la casa de “los malos” para así explicar actitudes de Draco y de Snape, yo, como fiel Slytherin, me sentí muy agredida porque todos los comentarios son 100% negativos. Es impresionante. Insisto, entiendo el punto de Rowling y queda más que reforzado cuando al final los prejuicios de Harry lo llevan a malinterpretar las cosas y hasta otro maestro le echa en cara que se dejó llevar sólo por las apariencias.

Por supuesto, la historia es maravillosa y Rowling tiene una facilidad para sumergirnos en su universo sin que nos demos cuenta, y que deseemos estudiar en Hogwarts y comer pay de calabaza todos los días, ¡aún si no nos gusta la calabaza!

No obstante, insisto, no es de los mejores libros de la serie. La magia está presente, pero no es tan tangible y fuerte como en otros libros de la saga, por lo que si es la primera vez que lo leerán, les recomiendo más empezar por el tercero (El prisionero de Azkaban), donde realmente el estilo de la autora te atrapa y te sumerge en una historia trepidante e increíble.

Las ilustraciones, por supuesto, son hermosas y muchas veces pausé la lectura para poder apreciar todos los detalles que contienen. Aunque no todos los dibujos representan lo que yo imaginaba en mi mente, en muchos sí se acerca bastante (en especial en las representaciones de los maestros).

También amé el detalle de que viniera información “extra” en el libro sobre los huevos de dragón y los diferentes tipos de troll que hay. Es algo que complementa la historia y el universo creado por Rowling. Lo que sí hubiera preferido es que no cambiaran la traducción del original, ya que hay frases que hemos aprendido y memorizado por años y que ahora suenan “raras” o “diferentes”, así como detalles tontos, como el poner “búhos” en lugar de “lechuzas”, que resultan chocantes para alguien que ha leído estos libros durante años y que ahora se encuentra con estos cambios que no eran necesarios.

Fuera de eso, se los recomiendo mucho. Disfrútenlo. Véanlo y léanlo con calma. Ámenlo. Y permitan que la magia de Rowling los transporte una vez más a un universo de fantasía, acción y misterios por resolver. Les dejo algunas imágenes de los personajes para que vayan viendo el estilo de Jim Kay:



La calificación que le doy:



8 comentarios:

  1. Me muero de ganas de tener este libro. Es precioso <3
    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay, ya lo quiero! <3 Con otros libros puedo quitar mi lado fangirl y hablar objetivamente de ellos, aunque sean sagas que me encanten, pero simplemente con Harry Potter no puedo u.u Me gustó que lo hicieras, aunque no sé cómo lo logras :O Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Montse!!! Recién lo estoy leyendo y estoy disfrutando bastante las ilustraciones, acompañan perfectamente el libro, ya lo leí como 100 veces (exajeré jajaja) pero esta es una nueva experiencia con las imágenes y así, me encanto tu reseña bonita!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, es muy padre la experiencia, muy diferente. Un abrazo :D

      Eliminar

¡Gracias por pasarte por aquí! Por favor no dejes de comentar y, si te gustó el blog, suscríbete para saber más :D